miércoles, 20 de marzo de 2013

Cesar Nostredame.

* * *





Tu llegada tardía, Cesar Nostredame, hijo mío, me ha causado una gran cantidad de tiempo en constantes meditaciones nocturnas para que después de mi muerte, sea posible dejar las memorias de tu padre, revelando por escrito lo que el Espíritu Divino, me ha dado a conocer, a través de las revoluciones de los astros, en beneficio de la humanidad...






Aquí, Nostramus, deja constancia, del esfuerzo realizado, para dejar sus memorias, a su hijo, y por medio de este, a toda la humanidad... sabiendo la gran importancia del trabajo de su padre, cuando ya Cesar tuviese pleno uso de razón, el protegería estas memorias, y a su debido tiempo, las pasaría a todos nosotros... haya sido así, o no, aquí tenemos estas centurias, para poder estudiarlas y tratar de develar sus secretos... asunto difícil en verdad...


El, Nostradamus, dice que el Espíritu Divino se las dio a conocer... seremos capaces, de conocerlas también, a través del Espíritu Divino...? quien sera el "afortunado" que este en gracia espiritual como para saber y entender estas cosas...?






***


Continua...